VIH/SIDA

ONUSIDA acoge con beneplácito los resultados preliminares de distintos ensayos que podrían ofrecer a las mujeres una nueva opción para la prevención del VIH

Comunicado de prensa

GINEBRA, 7 de marzo de 2018—ONUSIDA acoge con satisfacción los resultados provisionales de dos estudios que revelan que un anillo vaginal de liberación de medicamentos antirretrovíricos de acción prolongada presenta una efectividad del 54% a la hora de prevenir las infecciones por el VIH entre las mujeres. El anillo, que se sustituye todos los meses, libera lentamente un medicamento antirretrovírico, la dapivirina, y puede brindar a las mujeres otra opción de prevención del VIH discreta y que puedan controlar.

“Estos resultados son significativos”, afirmó Michel Sidibé, Director Ejecutivo de ONUSIDA. “Diferentes factores estructurales, biológicos y de comportamiento hacen que las mujeres sean más vulnerables a la infección por el VIH, de manera que es extremadamente importante que tengan la oportunidad de protegerse contra la infección de acuerdo con su situación”.

Los resultados provisionales proceden de dos grandes ensayos abiertos (estudios en los que los participantes conocen el medicamento utilizado, es decir, no se usa placebo) que se llevaron a cabo en Sudáfrica y Uganda. En los ensayos participaron mujeres con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años.

El ensayo HOPE, que comenzó en agosto de 2016 y en el que, a fecha de octubre de 2017 (momento en que se realizó el examen preliminar), habían participado más de 1.400 mujeres, apuntó hacia una reducción del 54% del riesgo de infección por el VIH. Por consiguiente, la tasa de nuevas infecciones por el VIH fue de 1,9 mujeres de cada 100 participantes en un año determinado; sobre la base de los modelos estadísticos, los investigadores determinaron que la tasa de infecciones nuevas habría sido de 4,1 de cada 100 en caso de que las mujeres no hubieran tenido acceso al anillo. El ensayo DREAM, en el que, a partir de julio de 2016, participaron 940 mujeres, arrojó unas conclusiones similares, con una reducción del 54% en la tasa de incidencia del VIH. Se espera que los resultados definitivos de ambos estudios estén disponibles en 2019.

El cumplimiento del tratamiento fue elevado en ambos ensayos, aunque las medidas de la observancia del tratamiento no permitieron determinar si las mujeres utilizaron el anillo en todo momento, casi siempre o solo en algunas ocasiones. El estudio DREAM reveló que más del 90% de las mujeres del estudio utilizaron el anillo al menos en algunas ocasiones, según los niveles residuales del medicamento; al mismo tiempo, en el estudio HOPE, el 89% de los anillos devueltos indicaron que estos se habían utilizado al menos algunas veces durante el mes anterior.

Se trata de la primera vez que se registra una eficacia superior al 50% en ensayos sobre la prevención del VIH donde participan únicamente mujeres. Dos estudios clínicos de fase III anteriores presentados en 2016, ASPIRE/MTN-020 y el Estudio del anillo/IPM 027, los cuales sí incluyeron un grupo de placebo, mostraron únicamente un leve nivel de protección (30%) contra las infecciones por el VIH entre las mujeres. En los ensayos HOPE y DREAM participaron mujeres tanto de ASPIRE como del Estudio del anillo.

Otros avances científicos presentados en los últimos años en el campo de la prevención del VIH son los estudios IPERGAY y PROUD, que, en el año 2015, revelaron una reducción del 86% en la infección por el VIH entre hombres seronegativos que tomaban medicamentos antirretrovíricos para prevenir el VIH; el ensayo HPTN 052 de 2011, donde se demostró que el inicio temprano de la terapia antirretrovírica puede reducir el riesgo de transmisión a las parejas que no han contraído la infección en un 96%; y los estudios Partners PrEP y TDF2 del año 2011, donde se concluyó que el tratamiento consistente en una pastilla antirretrovírica diaria para las personas sanas puede reducir el riesgo de que contraigan el VIH en un 73%. El ensayo de intervención que tuvo lugar en Orange Farm (Sudáfrica), financiado por la Agence Nationale de Recherches sur le SIDA (ANRS) de Francia y publicado en 2005, registró una reducción del 60% en las infecciones por el VIH entre los hombres circuncidados.

“Estos importantes descubrimientos demuestran que es fundamental seguir invirtiendo en la investigación y el desarrollo de opciones nuevas y efectivas para la prevención del VIH” aseguró el Sr. Sidibé. Los últimos informes revelan que, en 2016, la financiación para la investigación y el desarrollo en el campo de la prevención del VIH se situó en el nivel más bajo del último decenio, sin ningún indicio de que las inversiones vayan a aumentar.

ONUSIDA subraya que, pese a los últimos hallazgos científicos, no existe todavía ningún método que proteja por completo frente al VIH. Para poner fin a la epidemia de sida, ONUSIDA recomienda encarecidamente combinar las opciones de prevención del VIH. Dichas opciones pueden englobar lo siguiente: utilizar de modo correcto y constante preservativos masculinos o femeninos, aumentar la espera antes de mantener relaciones sexuales por primera vez, reducir el número de parejas, someterse voluntariamente a la circuncisión masculina médica, evitar las relaciones sexuales con penetración, usar profilaxis previa a la exposición en el caso de las personas con mayor riesgo de contraer la infección por el VIH y lograr que todas las personas que viven con el VIH dispongan de acceso inmediato a medicamentos antirretrovíricos.


En 2016/2017*, aproximadamente:

*20,9 millones de personas tenían acceso a la terapia antirretrovírica en junio de 2017

36,7 millones (30,8 millones-42,9 millones) de personas en todo el mundo vivían con el VIH

1,8 millones (1,6 millones-2,1 millones) de personas contrajeron la infección por el VIH

1,0 millones [830.000–1,2 millones] de personas murieron por enfermedades relacionadas con el sida


 

Fuente: ONUSIDA