Noticias
martes 26 de junio, 2018

Enfrentar el aumento sostenido del VIH

De acuerdo a la información entregada recientemente por el Ministerio de Salud, en Chile, viven alrededor de 69.995 personas con VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana), número que podría ser aún mayor considerando que existe una importante cantidad de habitantes que no saben que son portadoras de este virus.

De acuerdo a información proporcionada por Onusida, en Chile se detectan 5.000 nuevos casos anualmente cuyo rango etario corresponde en su mayoría, a personas entre 15 y 49 años. Si bien el principal grupo poblacional afectado son los adultos entre 20 y 39 años, durante 2016 se observó un aumento del 20% en relación al año anterior en el grupo de población adolescente (15 a 19 años). Este aumento en conjunto con las cifras reportadas y la meta 90-90-90 para el año 2020 propuesto porOnusida, impulsó al Ministerio de Salud a crear un Plan Nacional de Prevención del VIH/Sida para enfrentar esta problemática.

La infección por VIH ha aumentado de manera sostenida desde el año 2010 a la fecha, es por esto que deben buscarse nuevas estrategias de abordaje con el objetivo de disminuir la transmisión del virus, promover el sexo seguro entre los jóvenes, además de asegurar el acceso oportuno a tratamiento una vez que la infección se ha adquirido.

Uno de los objetivos de este nuevo Plan de Prevención es sensibilizar a la población respecto de esta infección, crear conciencia y así evitar nuevos contagios especialmente en la población de riesgo, los adolescentes y jóvenes. En este contexto las comunidades educativas, lideradas por el Ministerio de Educación, aunarán fuerzas para llegar a los establecimientos educacionales y toda la sociedad civil.

Otro de los objetivos es fomentar el autocuidado y la educación sexual en los jóvenes y adolescentes mediante campañas comunicacionales, información disponible para la sociedad civil, profesores y estudiantes de manera que puedan empoderarse en estos temas y tomar mejores decisiones.

Con el objetivo de disminuir la transmisión del virus se comenzará a distribuir el preservativo femenino en los centros de atención primaria además de mejorar la cantidad y distribución existente de condón masculino, y así responsabilizarse de forma activa en la prevención y autocuidado.

Otro eje es la distribución y aplicación de test rápidos en los centros de atención primaria con el fin de mejorar el acceso y oportunidad al examen de VIH, esto permitiría obtener un resultado en minutos y con menor trámite administrativo. Actualmente el test de Elisa se realiza en centros públicos y privados de mayor complejidad obteniéndose resultados en días o incluso semanas. La aplicación de este testeo rápido, permitiría disminuir de forma considerable el tiempo de obtención de un resultado.

El último eje es mejorar y asegurar la cobertura a tratamiento de personas que ya son portadoras del VIH, preparando a los servicios de salud para la alta demanda y nuevos casos que podrían pesquisarse al mejorar el acceso al examen.

El abordaje multisectorial y el involucrarse cada uno desde su vereda es fundamental para enfrentar este nuevo escenario. El VIH no discrimina nivel socioeconómico, género tampoco nivel educacional. Prevenir y educar es tarea de todos.

 

Fuente:  DiarioConcepción.cl 

enfrentar-el-aumento-sostenido-del-vih