Columnas de opinión

El test rápido para el VIH

Debido al nuevo escenario, en que el país ha cambiado la figura epidemiológica respecto a la enfermedad VIH/SIDA, dada las últimas cifras indicadas por el Informe Mundial de ONUSIDA “Ending AIDS 2017”(1), donde Chile es el país de Latinoamérica que más ha incrementado el número de casos nuevos en un 34% , seguido por Guatemala (23%), Costa Rica (16%) y Honduras (11%), surge entonces la inquietud de abordar esta reflexión, respecto a las medidas de Gobierno propuestas. En donde una de ellas, es ofrecer a los usuarios uso de técnicas rápidas para la detección de anticuerpos Anti VIH Tipo 1 y  2. 

La tendencia actual en el mundo es utilizar técnicas rápidas  de tamizaje, o también llamadas  de “screnning” o “descarte simples”, que son fáciles de realizar  porque no requieren equipos sofisticados para  la lectura de resultados, ya que estos serán “visuales” (al ojo desnudo) y  la entrega de resultados puede  tardar  de 5 a 40 minutos, lapsus de tiempo bastante menor si se compara con las 2 hrs aprox, v/s la Técnica de Elisa de 4ta generación.

 

Estos métodos generalmente poseen una sensibilidad entre 99.7% y 100% y una especificidad mayor de 97%, aunque NINGUNA técnica o método es 100% infalible. Por otro lado, es interesante tener en cuenta que si bien la entrega de resultados puede ofrecer  dos alternativas, la de positivo (reactivo)  o negativo (no reactiva), existen – en algunos casos- más de un criterio de  lectura para ambos resultados “preliminares”.

 

Por ejemplo.

 

En el caso de Resultado Positivo, el test nos puede estar indicando:

 

a) Que efectivamente, si tenga VIH la persona o, b) Que este sea un “falso positivo”, es decir, que exista lo que se llama una reacción cruzada.

 

En cuanto a un resultado Negativo, también puede existir al menos 4 posibilidades de lecturas, como:

 

a) No estar infectado.

b) Posibilidad de estar en un periodo de ventana, lo que se conoce como seroconversión tardía, donde la pesquisa de  anticuerpos no es detectable, ya que la concentración de anticuerpos, en el torrente sanguíneo es insuficiente.

c) Baja sensibilidad y especificidad del Test (Aun no está claro, si se usará el mismo test en todos los lugares donde se ofrece y si estos, están evaluados por el ISP).

d) No reactivo o negativo, porque algunos test pueden detectar solo  anticuerpos tipo Ig G  y el paciente, posee otros, Ej: Ig M

e) O que ante una baja cantidad de anticuerpos, el tinte de coloración en el test (sitio de reacción) sea débil y tardío, lo que dificulta al operador  visualizar el resultado y determine que este, es negativo (lo que  se llama “falso negativo).

 

 

Ahora bien, es importante relevar la función del organismo regidor y fiscalizador, refiriéndonos en este caso al Instituto de Salud Pública (ISP), pues sería este quien debiese procurar que la Implementación de esta técnica, en los distintos servicios que ofrecen técnicas de laboratorio (sean privados y estatales), sigan un protocolo transversal acompañado de estándares de calidad. Por otro lado, nos asiste la duda, de cómo será la fiscalización en los laboratorios privados? ¿Serán las mismas exigencias con  los laboratorios del servicio público? o ¿Podrán ellos comprar los test que deseen y no necesariamente el mismo que ofrece el estado? Por otro lado,  ¿cómo el ISP capacitará al total de personas que aplicarían este Test?, donde lógicamente debiesen tener al menos una preparación “básica” por el organismo regulador, considerando específicamente  consejería pre- test y post- test.

 

Hacemos hincapié que si bien el test rápido es un método de descarte, creemos necesario que una persona sexualmente activa, adquiera el hábito de realizarse el test cada cierto tiempo, con el fin de prevenir un diagnostico tardío de VIH/SIDA y no olvidar que el sistema inmunológico de una persona puede verse afectado por variables de orden social o psicológico. Por otro lado, también queremos compartir  algunas de las interrogantes, que como Fundación Observadora de las políticas públicas en el tema de  VIH/SIDA nos preocupa e interesa resolver, estas son:

 

-¿Está la Sociedad Chilena tan familiarizada con lo que conlleva un test  rápido para detectar la presencia o ausencia del VIH en su cuerpo?

-¿La población está en conocimiento de lo que significa un resultado NEGATIVO por el test rápido? Recordar que son 4 las opciones a la lectura de Negativo.

-¿Cómo se abordará la privacidad y confiabilidad de un resultado positivo con una técnica rápida?

- ¿Están todos los servicios estatales que  ofrecerán el test rápido para VIH/SIDA preparados operativamente para tomar en el momento la  muestra de sangre, en caso de resultado test rápido REACTIVO, para confirmación?

 

Recordemos que es mejor recibir una buena consejería y quedar muy bien informados sin hacerse el test, a que se realice la prueba sin previa información de lo que significa un resultado positivo o negativo.

 

 

Nos parece importante que nuestras dudas sean atendidas por los entes de gobierno responsables del tema, ya que como sociedad civil, estamos en nuestro derecho de exigir respuestas, de manera certera, clara  y directa, y así evitar malas prácticas en el asunto.

 

TM. Rocío  Sazo Muñoz

TM. María Soledad Vidal Bustos

 

-Profesionales del Observatorio a la Políticas Públicas de VIH/SIDA y Derechos Humanos de Fundación Savia.

-Equipo de trabajo de Fundación Savia en el Tema VIH/SIDA con PPL Gendarmería de Chile.

Encuesta

¿Conoce el condón femenino?