Columnas de opinión

Candelight fecha emblemática

Claudia Paola Vargas muñoz

Trabajadora Social con Grado Licenciatura

Diseñadora Gráfica publicitaria

Observadora Política publica de VIH/SIDA iv región de Coquimbo

Diplomada en Competencias laborales y habilidades personales

Fundadora de PUKARA, agrupación de PVVIH/SIDA, familiares , amig@s y voluntar@s

Hija de padres con VIH/SIDA

Hace ya 35 años  del primer caso de VIH/SIDA en el mundo y 32 años del primero en Chile, y aún existe desconocimiento, discriminación, estigmatización, juicios y mitos en torno a la temática. Los enfoques  prevalecen  desde una mirada biomédica y asistencialista, las organizaciones de la sociedad civil aun luchan por  espacios de participación validados, donde exista un verdadero trabajo colaborativo entre el estado y las personas viviendo con VIH/SIDA y/o organizaciones con un trabajo en la prevención y promoción de ésta.

El VIH afecta a todos/todas las personas sin importar su ideología política, religiosa, situación socioeconómica, nivel educacional, etapas del ciclo vital, raza u orientación sexual, afecta  a todos los seres humanos que tienen  una vida sexual activa y sin conciencia del riesgo , por lo tanto tenemos que despertar y comprender la multiproblematización con la que carga el VIH/SIDA, no podemos quedarnos en un paradigma  desde enfoques biomédicos y  cuantitativos. Es urgente reconocer los factores sociales y culturales que existen en cada país y región… no podemos pretender que las personas  viviendo con VIH de la región de Arica tenga las  mismas dificultades que una persona  viviendo con VIH en la región  Coquimbo o en Puerto Montt, las brechas sociales y educacionales también son factores  que influyen en determinadas acciones,  cuando se  quiere sobrevivir o ser resilente ante esta realidad que cobra vidas año a año. No menor es el costo emocional para aquellos/as  que somos parejas, hijos e hijas, nietos/as, hermanos/as, cuidadores de las personas en etapa SIDA,  sufriendo junto a ellos/ellas cuando vivencian una crisis de salud, por enfermedades oportunistas o la no adherencia de  su tratamiento, esta es una corresponsabilidad.

El Candelight fecha emblemática, realizada ya hace 33 años como iniciativa de  los primeros movimientos sociales en GNP + red global de personas que viven con VIH , utilizan la promoción basada en la evidencia y fortalecimiento de la comunidad para mejorar el tratamiento, los derechos y la participación de las personas que viven con VIH,  nos hemos sumado a  su campaña año año porque creemos en las acciones compartidas, no importando si estas son pequeños o masivas, solo buscamos generar la conciencia necesaria para que  el VIH  no solo sea un problema desde el ámbito salud público solamente, si no también  de otros sectores de la sociedad; otros Ministerios, políticas públicas, programas y comunidades o movilizaciones sociales que de alguna forma  podrían transversalizar esta problemática. Es momento de reconocer acciones positivas que  con pocos esfuerzos y recursos dejan una huella para  seguir  trabajando  y derribar la discriminación de este Chile querido, que a pesar de  avanzar en algunas problemáticas, retrocede en otras. El VIH no ha desaparecido, solo va  movilizándose  en diferentes grupos etáreos y etapas del ciclo vital, en la actualidad es un problema  de los pre adolescentes que se inician a temprana edad en su vida sexual y  de los adultos mayores que  creen  que  como ya no son seres  sexualmente  reproductivos ,no serán afectados por  las ITS o el VIH/SIDA.  Sin duda la deficiente aplicación de la política de salud sexual de este país es lo que también nos expone a todos, todas y todes. Es momento de involucrarnos, educarnos y capacitarnos para aportar a un cambio real.

El candlelight es una gran oportunidad que  tenemos las organizaciones de la  sociedad civil para diseñar acciones que posesionen el VIH como un problema, pero también es la oportunidad de sumar a otros actores sociales  y no tan sólo dejarle el trabajo a los/las  compañeros gay, transgeneros/as, mujeres lesbianas o trabajadoras sexuales, y lo digo con mucho respecto, porque reconozco la lucha de ellos y ellas para que se lograran los cambios de los 90. Además quiero recordar aquellos/as que ya partieron  con cariño y entender que su esfuerzo y lucha valió la pena … Si estoy segura que dejaron huellas en cada una de sus organizaciones de base y en los lideres que mantienen un trabajo activo.

hoy solo me queda querida madre desearte un descanso eterno en el país de los sueños junto a todos, todas y todes los que han partido a causa del sida en estos 33 años de lucha por una mejor calidad de vida de las personas viviendo con VIH/SIDA en chile y en el mundo.

 

 

 

Encuesta

¿Conoce el condón femenino?