Columnas de opinión

La Importancia de las Regiones

Pablo Agulla Abarca, Periodista Fundación Savia

Mucho se habla de la importancia de la desregionalización en nuestro país. Frases como Santiago no es Chile son comúnmente utilizadas por los miembros de nuestra elite para suavizar una realidad que en la práctica no es así. Las decisiones se toman en Santiago o Valparaíso y hacer incidencia en las políticas públicas desde las provincias es una tarea titánica.

 

Este escenario se repite en todos los niveles y temáticas, y las agrupaciones que trabajan en Vih/Sida también son afectadas. Pese a la existencia de iniciativas como la Respuesta Regional Integrada, las regiones tienen poca incidencia en la elaboración de las directrices que rigen la acción frente a la pandemia a nivel nacional.

 

Hasta el momento, las organizaciones regionales son consideradas para el trabajo de campo de las campañas de prevención y otras iniciativas específicas, durante lapsos de tiempos determinados y sólo como ejecutores. Por eso consideramos que es importante que se avance hacia una estructura que permita que las organizaciones con trabajo en Vih/Sida pasen desde el rol de organización de base que actualmente cumplen, hacia uno que refuerce y escuche sus propuestas en el diseño, implementación y seguimiento de las políticas públicas.

 

Hemos visto progresos en ese sentido, especialmente con el trabajo que está realizando el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con sus conversatorios y la posterior discusión de sus conclusiones. Pero, para que exista una mayor respuesta desde las regiones, el Estado debe invertir en la sostenibilidad de las organizaciones regionales a largo plazo; fomentar la participacion y capacitar las habilidades de sus dirigentes y generar espacios de debate donde las regiones sean escuchadas.

Encuesta

¿Conoce el condón femenino?