Columnas de opinión

“USAR EL CONDÓN CON LOCA PASIÓN”

Intervención de Víctor Hugo Robles, periodista, apóstata y activista de la diversidad sexual, conocido como “El Che de los Gays”, cerrando la mesa de análisis de las Campañas de Prevención del VIH/SIDA en Chile. Santiago, 19 de mayo de 2014.

Quiero compartir con ustedes algunas ideas sueltas y locas, pero no por locas, menos interesantes, justas y necesarias. Soy apóstata, que es la renuncia formal y decidida al bautismo católico. La misma iglesia que se opone a las campañas de prevención en VIH/SIDA y a la educación gratuita, laica e independiente. Soy integrante del Movimiento por la Diversidad Sexual MUMS y activista de lo fuera el Movimiento de Liberación Homosexual, Movilh Histórico, fundado hace más de 20 años. También fui Coordinador Periodístico de la Revista VIVOPOSITIVO de la Coordinadora Nacional de Personas Viviendo con VIH/SIDA, así que hablo desde mi condición de “infectado”, como dicen las publicaciones médicas o como “lacriento”, como diría la máxima autoridad del Ministerio de Salud. El otro día, en una actividad de ACCIONGAY, la señora Ministra de Salud, cariñosa y solidaria con nuestra causa, habló del VIH/SIDA como una “lacra” y justo ahí habíamos muchas lacras presentes. Entonces, uno se pregunta, si estas autoridades, desinformadas e ignorantes, están en condiciones de enfrentar las urgencias de una pandemia biopolítica como el VIH/SIDA.

Del mismo modo, nos cuestionamos cómo ha sido históricamente tratado el VIHSIDA, no solo por autoridades y medios de comunicación, sino cómo ha sido asumido por los colectivos de la diversidad sexual, particularmente por los hombres gays. Al respecto, debiera anunciar que el SIDA siempre ha sido un tema problemático y controversial.

Un poco de historia

El Movilh nació un 28 de junio de 1991 en la Corporación Chilena de Prevención del SIDA, un grupo histórico al que le debemos mucho porque fueron los primeros en levantar las voces y organizarse para prevenir este “mal”. Entonces, para enfrentar el “mal”, nuestro amigos de la Corporación, hoy ACCIONGAY, hicieron un “bien” organizando este colectivo. El 28 de junio convocaron a un taller de derechos políticos de los homosexuales, conmemorando los disturbios del Bar Stonewall en Estados Unidos (1969). Entonces, un grupo de locas que llegaron a esa reunión se les ocurrió ir un poquito más allá del VIH/SIDA y fundar un colectivo político de homosexuales que luchara por derechos civiles, sociales, políticos y culturales. No hubo acuerdo entre las partes por la unificación en el tipo de luchas y el Movilh tuvo que retirarse de la sede de la Corporación. Algunos dicen que los expulsaron, otros que se retiraron. Un interesante dilema para historiadores e historiadoras.


El Movilh armó su propia sede y agenda, pero transcurrido un corto tiempo surgieron las mismas problemáticas en torno a que si el VIH/SIDA debía ser abordado como lucha política homosexual. Había un sector conservador en el colectivo liderado por Rolando Jiménez que temía asociar la homosexualidad con el VIH/SIDA. Según ellos, las personas, la opinión pública, siempre nos iban a ver como enfermos y no como personas políticas si trabajábamos la temática. Había otro grupo, más radical, que planteábamos una estrategia de seducción e incorporación del VIH/SIDA en las políticas públicas, cruzando en estas políticas a los movimientos de la diversidad sexual, porque para nosotros, era imposible negar el VIH/SIDA en nuestra comunidad. Muchos vivíamos y convivíamos con el VIH/SIDA y otros tantos compañeros ya habían muerto. Entonces, debíamos trabajar políticamente porque en muchos países, particularmente en Estados Unidos, el VIH/SIDA siempre ha sido una herramienta eficaz para dar luz a las luchas políticas de los movimientos de lucha homosexual y libertaria.

Finalmente se impuso el sector conservador y las personas que buscaban trabajar el VIH/SIDA se retiraron del colectivo. Fue un segundo quiebre que ocurrió en la historia de movimiento homosexual a propósito del VIH/SIDA. Ahí nació el Centro Lambda Chile, liderado por Roberto Pablo y el profesor Luis Gauthier, a quien recordamos porque es parte de la historia científica, política y comunitaria del VIH/SIDA en Chile y América Latina.

El paciente cero

Hasta el día de hoy el VIH/SIDA sigue siendo una temática controvertida al interior de las organizaciones y también una preocupación invisible, porque uno se pregunta, qué ha pasado después de 30 años de la aparición del paciente cero. El llamado paciente cero era un profesor homosexual de Maipú que murió producto del VIH/SIDA en la Clínica de la Universidad Católica. En SAVIA realizamos una investigación sobre la historia comunitaria del VIH/SIDA en Chile y ahí descubrimos las controversias al interior de los colectivos de la diversidad sexual y de la sociedad civil respecto de la pandemia. Este año cumplimos 30 años del paciente cero, aunque en la misma investigación apareció una paciente anterior, una chica trans que se llamaba Bambi, pero como era trans y estaba privada de libertad, no figuró en ninguna estadística oficial.

EL VIH/SIDA sigue siendo un tema polémico, pero esta vez los colectivos de la diversidad sexual, los oficialistas, los corporativistas, como Movilh e Iguales, se han dedicado a impulsar una agenda completamente matrimonial, como si todas las locas quisiéramos casarnos con vestido blanco. Una agenda que no incorpora otros debates de la sociedad civil y que no hace alianzas con otras luchas sociales. Hoy día las maricas hablan solo de matrimonio, pero no incorporan otras causas como la lucha de los pueblos originarios, la lucha por el aborto. Uno se pregunta por qué los movimientos de la diversidad sexual no incorporan estas urgencias sociales. Hoy, después de 30 años del paciente cero, el VIH/SIDA sigue vivo, a veces visible, otras tantas invisible en el debate político - público.

El SIDA no es agenda

Pareciera que los movimientos por la diversidad sexual fueran movimiento higienizantes porque solo instalan agendas legislativas y matrimoniales que olvidan las demandas y desafíos del VIH/SIDA. Por otro lado, Michelle Bachelet no incorporó el VIH/SIDA en su programa de gobierno. Ella es médico y fundadora de CONASIDA, entonces, no me explico por qué no aparece el VIH/SIDA como desafío prioritario de gobierno. Uno se da cuenta cómo se desarticuló CONASIDA y también uno ve cómo en los debates públicos, políticos, periodísticos, nunca apareció el VIH/SIDA.

Todos preguntaban por el matrimonio gay, pero el SIDA no aparecía. El SIDA no es agenda en Chile, entonces es curioso que estemos aquí conmemorando a las personas que han fallecido producto del VIH/SIDA antes que nosotros y tengamos que decir que el SIDA no existe en el debate público nacional.

La otra campaña

Hoy comentamos la campaña de prevención del VIH/SIDA de Sebastián Piñera que llamaba a realizarse el examen utilizando a bellos rostros famosos. En un tiempo fuimos nosotros y nosotras capaces de levantar una agenda, nuestros propios rostros seropositivos, pero ahora otros hablan en nuestros nombres. Estoy seguro que ninguno de esos actores y personajes públicos se hizo el examen del VIH, entonces, es esperable que organizaciones como SAVIA y otras, apuntemos que en el futuro seamos las Personas Viviendo con VIH/SIDA las que asumamos esos desafíos y esas responsabilidades de decir vivimos con VIH/SIDA y estamos en el mundo para entregar un mensaje de convicción, de lucha política. Decir que estamos vivos porque tenemos una enseñanza y una tarea que cumplir. El VIH/SIDA es una metáfora como decía Susan Sontag. Una metáfora que nos ayuda a transformarnos en agentes multiplicadores de la información, como lo hacen nuestras queridas compañeras de la Fundación Margen, que van cada noche por las esquinas donde trabajan las compañeras trabajadoras sexuales, entregando información y condones. Es hora de llamar a repensar las campañas. Hoy no vimos la campaña oficialista, menos mal, porque como dicen los jóvenes, “vale callampa”. Hoy, en contrapunto, les presento la otra campaña del VIH/SIDA realizada por la sociedad civil organizada que llama a usar el condón con loca pasión.

Encuesta

¿Conoce el condón femenino?