Columnas de opinión

Y sobre el VIH… ¿Cuándo?

Mariela Lazo

Periodista - Fundación Savia

Hoy en día nos encontramos con un hecho bastante preocupante en relación al VIH/SIDA: La invisibilización del virus. Esto debido a la disminución de la morbilidad de las personas que viven con VIH, pasando a ser una enfermedad crónica más, y también al decrecimiento de la mortalidad gracias al acceso a antirretrovirales y a la incorporación del VIH/SIDA al GES.

Pero el virus sigue latente y, a pesar de que nos encontramos en una sociedad relativamente informada, el VIH/SIDA continúa siendo un tema poco tratado, casi incómodo para las personas, y sobre el cual se sigue discriminando.
Estamos ad portas de un nuevo proceso electoral para escoger al encargado de gobernar nuestro país en los próximos cuatro años. Frente a esto, las campañas políticas, discursos, debates, planes de gobierno y promesas varias no se han hecho esperar.

Sin embargo, y a pesar de contar con diversas sugerencias en relación a las mejoras del sistema de salud chileno, vemos una completa ausencia sobre programas de prevención y tratamiento del VIH/SIDA en los programas de gobiernos de los candidatos.

Revisando las campañas de candidatos como Marcel Claude, Marco Enríquez-Ominami, Michelle Bachelet y Franco Parisi hemos conocido voluntades sobre mejorar el sistema público, ampliación de las coberturas de diversas enfermedades, ayudas para costear medicamentos y un largo etcétera, pero se ha omitido la importancia y el impacto que puede llegar a tener el virus en la población.

Hoy contamos con grandes ejemplos de políticas públicas en la lucha contra el VIH/SIDA, tales como los Objetivos de Desarrollo del Milenio que los 189 países miembros de las Naciones Unidas acordaron conseguir, dentro de los que se encuentra el combatir el VIH/SIDA y detener y reducir la propagación del virus en 2015.

Como consecución a esta acción está la estrategia de ONUSIDA, que busca continuar progresando hacia los objetivos de acceso universal a los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH, así como para detener y reducir la expansión del virus.
Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud OMS, es posible acabar con la epidemia del Sida, a través de la detección temprana y un tratamiento inmediato con la terapia antirretroviral luego de un diagnóstico positivo, lo que permitiría eliminar el virus de aquí al 2020.

Esto es un trabajo que cada país debe realizar, pero para esto se necesitan propuestas concretas y compromisos de parte de los gobiernos. Chile se ha comprometido, existe un Plan Nacional. Si queremos que esto sea realidad, no basta con el trabajo y esfuerzo de unos pocos, también se necesita el compromiso real de las autoridades para hacer que éste sea efectivamente un plan nacional donde Estado, organizaciones sociales, sociedades médicas , privados y todos quienes se sientan parte , sean llamados a participar en el logro de las metas propuestas.

Desde las organizaciones con trabajo en VIH, y preocupados por esta suerte de invisibilidad de un alerta social, es importante que veamos cuál es la postura de quienes quieren gobernar o ser legisladores para el próximo período.

A nivel local, regional o nacional, sea cual sea el alcance que tenga el candidato, hagamos las preguntas pertinentes a los temas que nos preocupan , por ejemplo : Mayor cobertura en Atención Integral; Campañas y programas de prevención ; acceso a preservativos masculinos y femeninos ; Mejorar el trato y eliminar mitos que afectan a las personas viviendo con VIH o que son vulnerables ; y tantos otros temas que nos convocan a que realicemos el ejercicio ciudadano de consultar a los/as candidatos sobre ¿qué harán sobre el VIH?

 

Encuesta

¿Conoce el condón femenino?